Catti Wampus

Dinero en movimiento para tu día a día.

Secretos financieros para jóvenes

Reunión de varios jóvenes

Todos deseamos poder ser ricos. Para la mayoría de nosotros, es un sueño lejano que algún día, eventualmente, podamos convertirnos en millonarios hechos a sí mismos.

Pero la verdad es que construir riqueza no se trata de poner todas tus esperanzas en “algún día”. Nunca eres demasiado viejo para comenzar a construir riqueza, pero si comienzas cuando eres joven, tienes un potencial mucho mayor para acumular una fortuna, y más tiempo para dejar que esa fortuna se acumule a medida que envejeces.

Varios billetes de dinero

Dicho esto, la vida en tus 20 y 30 años no está exenta de desafíos; Es posible que tengas deudas estudiantiles, una carrera tenue y docenas de incógnitas que te impiden hacer todo lo que te gustaría para construir tu riqueza más rápido.

No hay una forma directa de garantizar un futuro de riqueza, pero estos secretos financieros pueden ayudarte:

1. Deja de posponer las cosas

La locura de la juventud es creer que siempre hay suficiente tiempo para todo. Los jóvenes a menudo creen que la jubilación, o la creación de riqueza, es algo que viene más adelante en la vida, y están más preocupados por el presente.

Desafortunadamente, esto a menudo conduce a un ciclo de “Oh, debería hacer eso el próximo mes”, mes tras mes, hasta que antes de que te des cuenta, eres 10 años mayor y te has perdido el interés compuesto de una década.

El primer paso es dejar de postergar; ahorrar e invertir es aterrador, pero cuanto más espere para hacerlo, menos ventajas tendrá.

2. Comprende que no hay magia

Si buscas en este post los secretos financieros que te resolverán la vida y te harán rico pues estás equivocado, no existen

Los objetivos fundamentales son simples: ganar más de lo que gastas y usar el exceso para invertir sabiamente. Esto sin duda te ayudará a construir un historial crediticio sólido.

La forma en que inviertas depende de ti pero el objetivo es hacer inversiones que tengan una alta probabilidad de ganar más dinero en el futuro.

3. Invierte en ti mismo

Tu próximo objetivo debe ser invertir en ti mismo; eres el mejor recurso que tienes para acumular riqueza. Invertir en ti mismo significa dedicar más tiempo a tu educación, refinar tus propios conjuntos de habilidades y diversificarte para conocer gente nueva que pueda ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Cuanto más educado, capacitado, experimentado y conectado estés, más oportunidades valiosas obtendrás, lo que significa salarios más altos y más opciones para ti en el futuro.

4. Crea un presupuesto

Haz un presupuesto detallado basado en tus ingresos proyectados y tus gastos actuales. Establece límites firmes para tus gastos y vigila de cerca a dónde va la mayor parte de tu dinero; puede que te sorprendas de algunas cosas en las que desperdicias más dinero.

Una vez identificado, puedes comenzar a refinar tu presupuesto para gastar lo menos posible y canalizar el resto a un programa de ahorro o inversión.

5. Pague su deuda

Antes de comenzar a ahorrar e invertir dinero regularmente, generalmente es una buena idea pagar las deudas que hayas acumulado, esto te permitirá generar una buena calificación crediticia.

La deuda de la tarjeta de crédito, la deuda estudiantil e incluso los préstamos para automóviles pueden acarrear altas tasas de interés que te arrastran hacia abajo, exigiendo cuotas mensuales que reducen tus ingresos.

No dejes que esto acabe con tu potencial; haz que sea una prioridad deshacerse de tu deuda lo antes posible.

Ilustración sobre la deuda

6. Toma riesgos

Eres joven. Tienes muchos años por delante. Ahora es el momento de correr riesgos. Invierte en oportunidades de acciones de mayor riesgo y mayor rentabilidad.

Considera dejar tu trabajo para comenzar tu propio negocio. Salta sobre nuevas empresas y nuevas oportunidades. Si las cosas van mal, tendrás mucho tiempo para compensarlo.

La mayoría de las personas adineradas te dirán que una de sus mayores claves para el éxito ha sido tomar riesgos.

La mayoría de la población sigue la ruta segura, por lo que si quieres separarte de la manada, debes probar algo nuevo, posiblemente algo incómodo.

7. Diversificar

Si bien la toma de riesgos es una estrategia generalmente gratificante entre los 20 y 30 años, también es una buena idea diversificar tus esfuerzos.

No acumules solo un conjunto de habilidades o un conjunto de conexiones profesionales. No confíes en un tipo de inversión y no apuestes todos tus ahorros en una sola empresa.

En su lugar, intenta configurar múltiples flujos de ingresos, generar varios planes de respaldo para tus objetivos y negocios. Esto te protegerá de pérdidas catastróficas y aumentará tus posibilidades de golpear en grande en una de tus empresas.

8. Educación financiera

No es un secreto que para que tengas unas finanzas saludables, es básico que conozcas conceptos básicos sobre las finanzas personales.

Afortunadamente hay bastantes herramientas en línea que te permites conoces y entender paso a paso como funciona una tarjeta de credito y las ventajas que éstas traen a tu historial de crédito. Tramitarla en línea es muy sencillo pero antes de hacerlo debes entender qué es y su funcionamiento.

Así como este término es importante también es indispensable que comprendas otros términos para que tus finanzas fluyan lo mejor posible,

Al aplicar estos consejos, podrás comenzar a acumular riqueza sin importar dónde te encuentres en la vida.