Catti Wampus

Dinero en movimiento para tu día a día.

Utiliza tarjetas de crédito con prudencia

Utiliza tarjetas de crédito con prudencia

Para mucha gente, gestionar una tarjeta de crédito es más difícil que conseguirla así que aquí te dejamos algunos consejos.

Consejos para utilizar tus tarjetas

Cada vez que usas una tarjeta de crédito, estás pidiendo prestado un dinero que debes devolver.

Si no pagas el saldo completo cada mes, tu acreedor añadirá intereses a la cantidad total que debes.

La Ley de Tarjetas de Crédito entró en vigor hace unos años.

Obtén más información sobre las nuevas restricciones a las comisiones de las tarjetas de crédito y las políticas de tipos de interés.

Tarjetas de Crédito

Estos son algunos consejos para utilizar las tarjetas de crédito con prudencia:

  • Conoce todas las responsabilidades de poseer una tarjeta de crédito.
  • Piénsalo muy bien antes de decidirte a obtener tu primera tarjeta.

¿Es realmente necesario tener una tarjeta de crédito o pedir dinero prestado, o funcionaría igual de bien otra opción?

Si eres menor de 21 años y recibes una oferta de tarjeta de crédito por correo, no te sientas obligado a aceptarla.

La ley no permite que las empresas comercialicen tarjetas de crédito a menores de 21 años, a menos que tengas un cofirmante o hayas presentado pruebas de tu capacidad para hacer los pagos.

Elige bien:

  • Al tramitar tarjeta de crédito, ten en cuenta todas las opciones de tipos de interés y de reembolso.
  • Compara diferentes tarjetas en función de tus necesidades y de tu capacidad para pagar todas las compras en su totalidad.

Busca lo siguiente:

  • Una tasa anual equivalente baja, que reduzca los intereses que tienes que pagar:
  • Ten cuidado con los tipos iniciales bajos que pueden aumentar después de un periodo de tiempo (no menos de seis meses).

El método de cálculo de los intereses:

  • Esto puede cambiar la cantidad de intereses que pagas.

cálculo de los intereses

Las comisiones anuales bajas o nulas que pueden cobrar los emisores:

Si el emisor cobra una cuota anual, pídele que no la aplique o no acepte la tarjeta de crédito.

Todos los demás gastos (tasas por retraso en los pagos, tasas por transacciones, tasas por superar el límite, etc.): Pueden aumentar el coste total de tus gastos.

<<Más: QUÉ ES EL FRAUDE DE IDENTIDAD CON TARJETA