Catti Wampus

Dinero en movimiento para tu día a día.

Solicita una tarjeta con mal crédito

persona validando su historial crediticio

Entendemos que por diferentes circunstancias tu historial de crediticio no es el más óptimo, pero requieres solicitar tarjeta de credito para administrar tus finanzas. Puedes obtener una tarjeta con mal crédito, pero no será de esas que ves publicitadas con grandes recompensas o ventajas exclusivas.

La idea es usar la cuenta para construir o reconstruir tu crédito y luego pasar a un producto mejor. A continuación te brindamos algunos consejos para solicitarla.

Tarjeta de crédito asegurada.

Creemos que las mejores tarjetas de crédito cuando tienes mal historial o aún no empiezas a formarlo, son las aseguradas. Con estas cuentas proporcionas un depósito de seguridad, que protege al emisor en caso de que no se pague. (Cuando cierras o actualizas la cuenta, puedes recuperar tu depósito).

El depósito reduce el riesgo, lo que hace que las tarjetas aseguradas sean algunas de las más fáciles de obtener. Sin embargo, la aprobación no está garantizada; aún debes demostrar que tienes ingresos, también algún problema graves en tu informe crediticio pueden hacer que se le niegue.

Identifica tu puntuación crediticia

Uno de los mayores errores que cometen las personas con las solicitudes de tarjetas de crédito es elegir una para la que no califican. Eso no sería tan malo excepto que cada solicitud va al informe de crédito y puede dañar la puntuación. Antes de presentar la solicitud, valida cuál es tu situación.

mal historial de credito

Aplica para una cuenta asegurada

Al aplicar para obtener una tarjeta con mal crédito, deberás proporcionar tu nombre, dirección, número de teléfono y dirección de correo electrónico. Tu número de Seguro Social es necesario para verificar tu crédito y para las reglas de informes financieros del gobierno. Por lo general, la solicitud también te preguntará sobre tus ingresos.

Financia tu depósito de seguridad

Con una tarjeta de crédito asegurada, el emisor no abrirá tu cuenta hasta que reciba tu depósito de seguridad. Tu depósito generalmente determina tu límite de crédito, por lo que si depositas MXN 5000.00, tendrás un límite de crédito de la misma cantidad. Los emisores te permiten financiar el depósito con una transferencia directa desde una cuenta corriente; algunos te permiten pagar con giro postal si no tienes una cuenta bancaria.

Otras opciones

Otras opciones incluyen tarjetas no garantizadas para mal crédito, que no requieren un depósito pero tienden a cobrar tarifas altas que, con el tiempo, suman más que el depósito típico en una cuenta asegurada.

Las tarjetas de crédito de las tiendas también pueden ser más fáciles de conseguir, aunque normalmente tienen límites de crédito bajos y tasas de interés altas, así que actúa con precaución.

Esperemos que esta información te haya ayudado a extender tus alternativas de crédito. Sin duda, siempre hay alternativa para tramitar una tarjeta con mal crédito y poco a poco mejorarlo para solicitar mejores opciones para tu estilo de vida.