Catti Wampus

Dinero en movimiento para tu día a día.

Guía básica sobre los Fondos de Inversión

Guía básica sobre los Fondos de Inversión

¿Estas a punto de invertir en los fondos de inversión? Bueno, antes debes saber que los fondos de inversión son uno de los vehículos de ahorro e inversión que, por sus características y facilidad de uso, son más populares entre los ahorradores. En esta entrada te contamos qué son, los tipos de fondos de inversión que existen, sus ventajas e inconvenientes, cómo funcionan las comisiones en un fondo y todo acerca de la fiscalidad de los fondos de inversión.

¿Qué son y cómo funcionan los fondos de inversión?

Los fondos de inversión también son llamados Instituciones de Inversión Colectiva (IIC). Esto es así debido a que el dinero del conjunto de los inversores (partícipes) es administrado e invertido por gestores profesionales (entidad gestora), que decidirán qué activos comprar y vender buscando la rentabilidad del partícipe y siguiendo una política de inversión definida en su creación. A cambio de gestionar nuestro patrimonio, la gestora recibe comisiones.

Los partícipes, al invertir su dinero en el fondo, obtienen un número de participaciones que resulta de dividir el capital invertido entre el precio de la participación, que a su vez es el resultado de dividir el patrimonio total del fondo entre el número de participaciones totales del fondo.

Cuando el patrimonio del fondo aumenta o disminuye debido a la revalorización o devaluación de las inversiones que ha elegido la gestora, estas participaciones aumentarán o disminuirán su valor, trasladando así la rentabilidad a sus partícipes. El valor de estas participaciones (valor liquidativo) se calcula una vez al día.

Guía básica sobre los Fondos de Inversión

¿Qué tipos de fondo de inversión existen?

Existen varias formas de clasificar los fondos de inversión según diferentes características: tipo de activos en los que invierte, tipo de gestión que realizan, política de dividendos o garantía de rentabilidad.

Clasificación de fondos según el tipo de activos en los que invierte

Fondos monetarios

Son fondos muy seguros, estables, con elevada liquidez y poco rentables que invierten en activos con vencimientos muy cortos, no pudiendo expuestos a renta variable, riesgos de divisa o materias primas. Por estas características, se pueden utilizar como “cuenta corriente” para evitar reembolsar el dinero invertido en un fondo (y tributar por las ganancias) si queremos abandonarlo y no tenemos un sustituto en el momento.

Fondos de renta fija

Invierten su patrimonio solamente en deuda (letras, pagarés, bonos…) no pudiendo estar expuestos a renta variable.

Fondos de renta variable

Invierten la mayor parte de su patrimonio en renta variable (acciones de empresas cotizadas).

Fondos mixtos

Invierten tanto en renta variable como en renta fija. Un mayor porcentaje de renta variable por lo general implica mayor riesgo y rentabilidad potencial. El gestor puede balancear entre renta fija y variable según las condiciones del mercado.

Clasificación de fondos según el tipo de gestión

Guía básica sobre los Fondos de Inversión

Fondos de gestión activa

En este tipo de fondos, los gestores tienen libertad de decidir en qué activos invertir en busca de la rentabilidad y siguiendo la filosofía de inversión del fondo.

Fondos de gestión pasiva

En este tipo de fondos se replica un índice de referencia, comprando los valores presentes en ese índice y en su misma proporción. De esta forma, la inversión no depende de las decisiones del gestor, cuyo papel es “pasivo”.

Clasificación de fondos según su política de dividendos

Fondos de acumulación

Los dividendos que se reciben de las empresas en cartera son reinvertidos en el fondo, comprando más activos con ese dinero.

Fondos de distribución

Los dividendos se reparten de forma periódica a los partícipes del fondo. Estos dividendos tributarán al ser recibidos.

Sigue leyendo los mejores tips para invertir tu dinero en Catti Wampus