Crean blusa que repele manchas

crean blusa que repele las manchas

¿Cuántas veces te has derramado café encima justo antes de ir al trabajo en tu blusa favorita? Pues bien, eso ahora no será problema con la nueva blusa que repele las manchas de casi cualquier líquido.

Esta “blusa repelemanchas” ideada por Elizabeth & Clarke, una marca en línea que se enfoca en diseñar blusas y camisetas básicas de buena calidad a un precio razonable y que a partir de septiembre entregará las primeras camisas transpirables para mujer, es la casa creadora de esta prenda.

“Había visto un uso similar de la tecnología en el sector industrial o comercial, un aerosol usado en máquinas y tejidos, y pensé que aplicar esto a una blusa cambiaría la vida de mucha gente”, dijo a Efe la fundadora de la iniciativa, Melanie Moore.

Si la industria ya tiene estas ventajas desde hace años, ¿por qué no trasladarlo a la moda que usamos diariamente?

Cómo es que esta blusa repele manchas funciona

A través de la nanotecnología y de la colaboración con un químico, Elizabeth & Clarke ha conseguido que la formulación aplicada a la camisa. Sin embargo, se busca que la tela sea tan suave, cómodo y transpirable como el resto de blusas semejantes de algodón y poliéster.

“Tiene estas fibras minúsculas encima del tejido, 100.000 veces más pequeñas que un grano de arena, que hacen que el líquido se quede suspendido. Por esto, porque son tan pequeñas, todavía pueden ser transpirables como cualquier otra camisa”, explica la creadora, de 30 años.

Aseguran que esta nueva tecnología está hecha a prueba de cualquier mancha con base acuosa o aceitosa que pueda interrumpir el día a día de la mujer trabajadora.

Su público meta son mujeres de entre 30 y 50 años, “profesional, que es madre o que quiere serlo, y que está muy ocupada como para detener su día por mancharse la camisa.

Estas camisas oscilan entre 25 y 50 dólares y se podrán comprar en blanco, negro o palo de rosa. ¿La comprarías?

Instagram: la nueva ventana de la moda

modelos de instagram

Antes el mercado laboral de la moda estaba coptado por un pequeño grupo selecto y esto ha cambiado con Instagram. Ahora tanto diseñadores como modelos tienen una nueva ventana para exhibir su talento y las ganancias son millonarias.

Varias personas anónimas alrededor del mundo se han convertido en verdaderas celebridades a través de esta red social de fotografías y lo han aprovechado como “embajadores de marca”.

Tal como con los llamados “YouTubers”, los líderes de esta plataforma también conocidos como “Instagramers” generan ganancias con la popularidad de sus cuentas.

Firmas de moda, cosméticos, accesorios en productos e invitaciones ofrecen grandes cantidades de dinero y regalos a cambio de publicidad, lo cual aunque suene muy costoso, sale más barato que anunciarse en plataformas como televisión.

En países como Chile pueden facturar entre $100.000 y $500.000 pesos por una foto o mención, pero “nadie dice cuánto cobra, es uno de los secretos mejor guardados de este negocio”, explica el publicista y experto en redes sociales, Roberto Arancibia.

¿Por qué Instagram se convirtió en un buen negocio para las marcas?

En las redes sociales hay dos tipos de publicidad. La primera es de pago, donde las marcas pueden poner anunciarse como si fueran usuarios comunes. Lo que ofrece Instagram es difundir este contenido entre un público segmentado y por un monto menor que los anuncios tradicionales.

“Para las grandes marcas todavía es muy barato pagar por un tweet o una foto de un famoso o una cuenta popular de redes sociales”, indica Arancibia.

La ventaja de esta red social, es que al ser propiedad de Facebook, cuenta con todos los datos del historial de gustos e interacciones de los usuarios de dicha plataforma, lo que genera que la segmentación sea más acertada.

Según el especialista publicitario, todo depende del número de seguidores y el público al que se quiere llegar.

Esta presencia también se hace a través de estos personajes famosos en Internet, quienes usan los productos de la marca a promocionar como si fuera un producto de uso común y dan sus impresiones a sus consumidores.

Unas aparentes inocentes playeras estampadas pueden estar generándole en realidad miles de pesos a tu Instagramer favorito. No es que esto esté mal, es más, incluso tú tengas potencial y puedas convertirte en la siguiente celebridad de la red.